Primer grado comienza explorando el mundo de los números.

Es fundamental trabajar el aprendizaje de la lectoescritura y el cálculo en forma paulatina, buscando satisfacer las necesidades de aprendizaje de los chicos y evitar cualquier tipo de ansiedad.

Los docentes, como lo indican las neurociencias, deben poner los medios para generar los procesos madurativos progresivos a través de la ejercitación y ejercitación adecuada.

En este sentido, resulta muy adecuado trabajar conceptos abstractos con materiales concretos. Si a ello le sumamos el juego y la creatividad, este tipo de actividades se convierten en un excelente vehículo de aprendizaje.

¡Qué lindos quedaron esos números!