Martes Santo en el Jardín.

Se han vivido unos días muy especiales para todos los cristianos: la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor. Procuramos que nuestros alumnos más chicos vivan muy de cerca estos misterios de nuestra Fe, por eso, desde la Sala de cuatro años, los chicos cumplen con la devoción del Santo Via Crucis. Lo rezaron con su maestra de Catequesis, acompañando con inocente piedad y respeto a Jesús en su camino hacia el Calvario, y con una certeza: no es ese el paso final, la última palabra la tiene la Resurrección, el triunfo de Jesús sobre la muerte.