El jardín recupera el tiempo perdido con mucha alegría.

Muchas veces se piensa que la misión del Jardín es sólo entretener, ocupar una franja de un tiempo seguro, en el que los chicos están, por un rato, fuera de sus casas.

En realidad, la finalidad de este Nivel de educación es promover su desarrollo. Algo fundamental y que representa un factor muy importante como puerta de acceso a la vida social.

El 2020 ha sido un año que ha generado, en este sentido, un impacto negativo en la vida de los chicos, al impedirse el encuentro con sus pares, sus docentes y el Colegio.

Por eso, volvimos a las aulas de jardín con muchísima expectativa, ansiedades, alegrías, temores y no pocas dudas. El reencuentro de los compañeros en el grupo, las resistencias de los que vienen por primera vez, los berrinches de aquellos que extrañan, el descubrimiento de nuevos juegos, la novedad de los cuidados prescriptos por el problema sanitario, han puesto las siempre simpáticas notas de color a la actividad del Jardín.

A pesar de los controles y protocolos, se respira un ambiente de alegría y alivio entre las maestras, las familias y los propios chicos. ¡Sigamos así!

Tags: